Hacer turismo y viajar con los más pequeños no resulta tan terrible

Los primeros meses de vida de un bebé no sólo implica dedicación, cuidados y atención, sino que la madre estará tan agotada y entregada que pensar en algún viaje no es posible a menos que sea por algún evento imprevisto e ineludible. Pero llegados los 3 meses ya los bebés se encuentran en la posibilidad de viajar, claro, siempre que este viaje se dé la la manera más tranquila posible ya que a esa edad aún son bastante frágiles. Pero no tanto como piensan los padres y familiares. 

Para los niños un poco más grandes un viaje siempre va a implicar un cambio, tanto por el lugar, la comida, la hora de descanso, e incluso el empleo de un cambiador portátil hará la diferencia en el. Así mismo, el aún no tiene la posibilidad de desplazarse sólo como para decir que te dará algún problema, es por ello que lo ideal es que disfrutes al máximo de estos momentos junto a tu bebé a la familia, ya que en el momento en el que inicie su vuelo correteando el desafío será incalculable.

Equipaje para llevar cuando se tienen bebés 

  • Lo primero que debemos colocar en el bolso del bebé es un cambiador portátil que sea práctico y que se pueda utilizar en público de manera sencilla,  baños públicos o quizás en el baño de un avión, si es que allí no hay cambiadores. 
  • Se debe guardar en el baúl o maletero del auto, pero también en la pañalera algunas bolsas plásticas que sean grandes, y que se puedan cerrar herméticamente, ya que estas suelen ser una buena solución cuando se desea guardar las cosas sucias como pañales, baberos y trajes de baño mojados.
  • Si tu bebé es aún muy pequeño quizás no requieras de algunos artículos, pero de no ser así, entonces necesitas un asiento de bebé para auto durante el viaje y adicional a ello una carriola en la que pueda encajarse el asiento de bebé para el auto y ello te permitirá minimizar la cantidad de cosas que normalmente se llevan a cuestas, ello sin mencionar el lío que representa andar con todo ello a cuestas a todos los lugares a los que se trasladen. Pero la idea es poder desplazar a tu bebé mientras se encuentra dormido desde el auto hacia otro sitio sin perturbarlo.
  • Las carriolas livianas conocidas como sombrilla son las ideales para los bebés que ya se pueden sentar. Quizás no resulte tan cómoda como una carriola de las más grande, pero para los viajes son la solución ideal debido a que son sencillas de transportar y al ser plegadas quedan compactas,  incluso pueden ser guardadas en el compartimiento para equipaje de mano del avión, ello si la aerolínea te lo permite.
  • Con la idea de que mantengas libres las manos puedes usar mochilas frontales portabebés las cuales son ideales para cargar a los bebés pequeños y livianos, o también pueden ser mochilas portabebés traseras si tu niño es más pesado y ya puede sentarse.
  • Al hacer la reservación en un hotel o motel, pide que te faciliten una cuna para evitar algún inconveniente cuando llegues. O también, lleva tu propia cuna portátil, cuna-corral o cama portátil.