El consumo de luz será cobrado aparte en los lugares donde se hace turismo

Aunque en tus vacaciones lo que deseas es descansar y disfrutar y no contratar electricidad, es sabido que recientemente alquilar por ejemplo una casa individual, que posiblemente cueste unos 200 euros por noche, pero también anuncian vía online que los dueños de las mismas cobran aparte el consumo de electricidad.

Estos anuncios se encuentran en las grandes plataformas digitales de lugares en donde se pueden ubicar alquileres turístico, en los que se debe pagar la electricidad que se consume durante el tiempo que se permanezca en ella a un precio de 0,25 euros por kilovatio hora (kWh). Si tomamos como referencia el precio medio de la tarifa que se ha regulado, esta históricamente se ha situado todos los meses entre los 0,09 y los 0,15 euros por kWh. 

Este verano el precio se ha mantenido en la parte más baja de esa horquilla, de manera que en julio dicho precio medio de la tarifa regulada de luz se encontraba en algo más de 0,11 euros por kWh, mientras que en agosto fue de 0,10 euros. A dichos importes se les debe sumar el término fijo de potencia y los impuestos, que por supuesto corresponden a solo una semana, más no al mes en su totalidad. Aun de esta forma, los propietario de los pisos que se alquilan continúan cobrando más.

En resumidas cuentas y al final de la estadía de una semana, y tras un consumo algo moderado de la electricidad sin mencionar por ejemplo el uso del motor de la piscina que generalmente tienen estos inmuebles, y que el cliente no puede controlar, estos alcanzaron a pagar de 200 euros que inicialmente pagarían, casi 30 euros más. Lo mismo ocurre con un número importante de personas que emplean las plataformas de alquiler vacacional donde se pueden encontrar centenares de anuncios de viviendas que se ubican en España y los propietarios cobran de forma independiente por el consumo de electricidad.

Los cargos que se adicionan comúnmente oscilan entre los 0,23 y los 0,28 euros por kWh, pero esto en algunos casos podría dispararse hasta unos 0,30 euros. En otros anuncios también se puede incluir el precio fijo que se cobrará durante todo el año, ello sin importar el momento en el que se realice la reserva. De este modo, el cobro es realizado en función del consumo real que se hace de la electricidad, por medio de lecturas del contador que se ubica a la entrada y en la salida de la vivienda que se emplea para uso turístico. 

Además, se aportan finanzas como anticipo, que oscilan entre los 50 y los 150 euros por semana, de acuerdo a lo que se encuentra establecido en la mayoría de los anuncios que se encuentran vía online. Otra de las fórmulas que más se emplean para tal cobro, es una manera más generalizada y cuando se trata de pisos en comunidades de vecinos, se trata del cobro de un importe de carácter fijo y por cada persona que se aloja, pero también puede ser por noche en la estancia, este podría ser hasta de 10 euros por día.